domingo, 28 de octubre de 2012

Hay cosas que por mucho que quiera nunca entenderé, ya que cada vez que lo descubro, acabo descubriendo más y más preguntas. La esencia de la vida está en seguir adelante, no puedes fingir haber caído y quedarte en mitad del camino. Debes seguir aunque todo esté en tu contra, aunque todo lo que tengas te menosprecie o te sobre valore, porqué, tú te mereces muchísimas cosas. Pocas personas están dispuestas a ayudarte cuando realmente lo necesitas, así que agradece y disfruta de esa gente que te hace sentir especial, feliz, querida, y sobretodo que hace que reflexiones sobre aquello qué has hecho, y que el pasado no es nada si el futuro lo es todo.
Puede que nada de todo esto llegue a pasar nunca. ¿Pero qué más da que no sea así? No todo es como nosotros queremos, el tiempo pasa, y las cosas cambian, nada volverá a ser como antes. No podrás hacer siempre las mismas cosas que cuando eras pequeño aunque así lo desees, nuestros deseos y nuestros sueños, están infravalorados, todo aquello que creímos tener una vez de nuestra parte, el día que menos lo esperamos desaparece y se vuelve contra nosotros. Cuando crees que todo es perfecto, es justo cuando las cosas dejan de ir bien, cuando empiezas a hartarte de todo y a perder las pocas ganas que te quedan de seguir, cuando dejas de creer en aquello en lo que un día creíste plenamente, cuando descubres las mentiras que se escondían detrás de todas esas palabras que nos encantaban y nos hacían sentir felices.
By: Queily.


sábado, 20 de octubre de 2012


Con el paso de los años, te vas dando cuenta de que no todo es como creías, de que las pequeñas cosas son las que nos hacen más felices, de que no hay nada que pueda hacerte sentir más feliz que tu propia sonrisa o la de un ser querido. De que a veces hay que elegir entre la verdad y la mentira, entre la bondad y la maldad, o entre sonreír o llorar. Algo tan simple como sonreír puede hacer que un día cualquiera tu vida cambie por completo, porqué la clave está en saber esperar, en tener la esperanza de que un día todo cambie a mejor, confiar en que esas cosas que hacen que te sientas mejor, seguirán ahí por mucho que no lo creas, en tener la capacidad de recordar los malos recuerdos sin necesidad de llorar, de poder hablar del pasado sin necesidad de querer derrumbarte de nuevo. Y es que no, la vida no se vive así, sólo puedes elegir una de las dos cosas, y con el tiempo aprenderás que aquello que un día te hizo llorar, mañana puede hacerte sonreír. Por mucho que te cueste creer que es imposible sonreír delante de alguien que te hizo daño en el pasado, es posible, no tengas miedo de plantar cara a aquello que un día te lastimó, aprende de ello y sigue adelante. Si alguien te juzga por tu forma de ser, es realmente hipócrita, ya que al criticarte a ti, muestra sus propios defectos. No trates como opción a alguien que merece ser la primera por estar siempre a tu lado, sin importar lo que pase.

By: Queily. 

sábado, 13 de octubre de 2012


Se me hace extraño pensar que hace tan sólo unos años, ni yo misma sabía quien era ni quien quería ser. Es cierto que muchos hemos pasado por momentos los cuales nos han cambiado radicalmente, tanto a nosotros, como a nuestra forma de pensar. Y es que eso es lo que me pasó a mi, no creo lo que he llegado a vivir tan sólo con catorce años, han sido demasiado impactantes como para ser verdad. Aún recuerdo como me sentía en ese momento, me sentía apartada del resto del mudo, hundida, deprimida, culpable de todo lo que ocurría a mi alrededor, sin ganas de nada, ni tan sólo de seguir ahí, porque cada día era un día más, sin nada bueno que ofrecerme, sin nada que me hiciese sentirme bien, satisfecha conmigo misma, me cuesta creer que hoy esté aquí, escribiendo este texto. Son increíbles las cosas que se pueden llegar a sentir con tan sólo escuchar una conversación, ver imágenes que sabes que por mucho que quieras, nunca podrás borrarlas de tu mente. Aún recuerdo aquel día en que se me pasó por la mente hacer algo que ahora no haría pasase lo que pasase, he aprendido muchas cosas sobre aquellos errores que cometí en el pasado, y gracias a todo lo que me pasó, aprendí que sólo tu puedes hacer que las cosas de tu alrededor cambien, que si quieres algo, te lo tienes que proponer sin pensar qué pasará si no lo logras. Nacimos para aprender de los errores que cometemos, para aprender de esas cosas que en un pasado hicimos mal, para darnos cuenta de lo importante que es estar aquí, sonreír, vivir cada momento intensamente, seguir sin mirar atrás, esas son algunas cosas de las que tendrías que hacer siempre, porqué esas son las cosas que hacen de la vida, un reto, un camino en el que sólo hay una condición, seguir adelante pase lo que pase, sin mirar atrás, sin pensar en lo que pudo pasar y no pasó, sobre aquello que hizo que fueras tu mismo, sin querer ser nadie más que tu mismo, porque lo que nos hace únicos, es nuestra forma de ser, nuestra personalidad, la manera que tenemos de ver y apreciar las cosas que vemos y que poseemos, eso es lo que nos hace especiales.
By: Queily.


domingo, 7 de octubre de 2012

Como bien dice una frase, "Todo lo que se siembra, se recoge". No esperes obtener algo sin ni siquiera mover un dedo, a todos y cada uno de nosotros, nos llega nuestro merecido, por este mismo motivo, hay que hacer lo posible para que el merecido, sea algo que nos haga sentirnos satisfechos. ¿Quién dice que para ser feliz hay que ser rico, ser el más guapo, y que todos sean tus amigos? Para ser feliz, lo único que se necesita, es la capacidad de valorar aquellas pequeñas cosas que tenemos y guardamos en nuestro corazón. El dinero, la belleza, o la popularidad, no van a hacer que seas más feliz, lo único que va a hacer, es que sientas que aún teniendo todo eso, nada te acaba de llenar, ninguna de esas cosas te hace sentir la persona más feliz del mundo. ¿Sabes dónde se encuentra la felicidad? La felicidad se encuentra en uno mismo, por eso mismo en muchas situaciones no estamos felices, porqué aunque haya sido un día perfecto, si tu no te sientes feliz, aún teniendo todo lo que quieres, seguirías sin estarlo. ¿Por qué? Pues porqué nadie puede hacerte más feliz que tu mismo, nadie podrá hacer que sonrías si tu no das nada de tu parte. Para ser feliz sólo necesitas creer en aquello que quieres, confiar en que esas personas a las que tanto quieres y que no quieres perder, nunca te lleguen a fallar, alegrarte de las alegrías de los demás, hacer que aquellos que no pueden tener lo que necesitan, consigan sonreír ni que sea por un instante, porqué aunque sonreír no crea la felicidad, hace que te sientas satisfecho y te hace ver el verdadero valor de la felicidad.

By: Queily.