domingo, 7 de octubre de 2012

Como bien dice una frase, "Todo lo que se siembra, se recoge". No esperes obtener algo sin ni siquiera mover un dedo, a todos y cada uno de nosotros, nos llega nuestro merecido, por este mismo motivo, hay que hacer lo posible para que el merecido, sea algo que nos haga sentirnos satisfechos. ¿Quién dice que para ser feliz hay que ser rico, ser el más guapo, y que todos sean tus amigos? Para ser feliz, lo único que se necesita, es la capacidad de valorar aquellas pequeñas cosas que tenemos y guardamos en nuestro corazón. El dinero, la belleza, o la popularidad, no van a hacer que seas más feliz, lo único que va a hacer, es que sientas que aún teniendo todo eso, nada te acaba de llenar, ninguna de esas cosas te hace sentir la persona más feliz del mundo. ¿Sabes dónde se encuentra la felicidad? La felicidad se encuentra en uno mismo, por eso mismo en muchas situaciones no estamos felices, porqué aunque haya sido un día perfecto, si tu no te sientes feliz, aún teniendo todo lo que quieres, seguirías sin estarlo. ¿Por qué? Pues porqué nadie puede hacerte más feliz que tu mismo, nadie podrá hacer que sonrías si tu no das nada de tu parte. Para ser feliz sólo necesitas creer en aquello que quieres, confiar en que esas personas a las que tanto quieres y que no quieres perder, nunca te lleguen a fallar, alegrarte de las alegrías de los demás, hacer que aquellos que no pueden tener lo que necesitan, consigan sonreír ni que sea por un instante, porqué aunque sonreír no crea la felicidad, hace que te sientas satisfecho y te hace ver el verdadero valor de la felicidad.

By: Queily.


No hay comentarios:

Publicar un comentario