domingo, 28 de octubre de 2012

Hay cosas que por mucho que quiera nunca entenderé, ya que cada vez que lo descubro, acabo descubriendo más y más preguntas. La esencia de la vida está en seguir adelante, no puedes fingir haber caído y quedarte en mitad del camino. Debes seguir aunque todo esté en tu contra, aunque todo lo que tengas te menosprecie o te sobre valore, porqué, tú te mereces muchísimas cosas. Pocas personas están dispuestas a ayudarte cuando realmente lo necesitas, así que agradece y disfruta de esa gente que te hace sentir especial, feliz, querida, y sobretodo que hace que reflexiones sobre aquello qué has hecho, y que el pasado no es nada si el futuro lo es todo.
Puede que nada de todo esto llegue a pasar nunca. ¿Pero qué más da que no sea así? No todo es como nosotros queremos, el tiempo pasa, y las cosas cambian, nada volverá a ser como antes. No podrás hacer siempre las mismas cosas que cuando eras pequeño aunque así lo desees, nuestros deseos y nuestros sueños, están infravalorados, todo aquello que creímos tener una vez de nuestra parte, el día que menos lo esperamos desaparece y se vuelve contra nosotros. Cuando crees que todo es perfecto, es justo cuando las cosas dejan de ir bien, cuando empiezas a hartarte de todo y a perder las pocas ganas que te quedan de seguir, cuando dejas de creer en aquello en lo que un día creíste plenamente, cuando descubres las mentiras que se escondían detrás de todas esas palabras que nos encantaban y nos hacían sentir felices.
By: Queily.


No hay comentarios:

Publicar un comentario