jueves, 17 de enero de 2013

Me jode que siempre todo tenga que ser lo mismo, que si no es esto, es lo otro, que si no es aquello, es esto otro, que siempre es la misma historia, todos somos esclavos de nuestras palabras y de nuestros silencios por callarnos cuando no debemos y por hablar cuando deberíamos callar. Que de un día para otro se olviden de todos esos momentos y te traten como si fueras invisible o un completo desconocido, como si nada de todo eso hubiera ocurrido. Esto es así, queramos o no, el tiempo siempre nos atrapa y nos gana. Por eso haz lo posible por conseguir todos tus propósitos y cumplir tus metas, porque el tiempo es traicionero, hoy es temprano y mañana puede ser tarde. PD: No dejes que el tiempo decida por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario