martes, 3 de septiembre de 2013

Miedo.

Grita ahora que puedes,
cabalga en la oscura noche.
Chilla, nadie podrá oírte.

El miedo te atrapa,
la lujuria te obsesiona,
el temor te corrompe,
tu corazón se paraliza ante el peligro,
ante la muerte.

Temes morir,
no quieres huir,
pero no sabes qué hacer.

Todo son dudas,
todo te envuelve en el peligro,
en la oscuridad,
en la soledad.

Estás sola, nadie te oirá,
nadie te escucha,
nadie puede verte,
ya solo puedes huir.

Ya no queda esperanza,
ya solo queda dolor,
ya no hay prisa,
ya no hay nada nuevo por descubrir.

Sientes la muerte rozando tus mejillas,
el frío abrazándote siniestramente,
los columpios moverse y grillar al ritmo de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario