miércoles, 4 de septiembre de 2013

The sky is limit of the hell. Capítulo 3.

-¿Se puede saber qué demonios haces tú aquí?-dijo ella cruzándose de brazos y mirando fijamente a Ken mostrando su indignación.
-Uh, yo de ti no hablaría de demonios estando en un cementerio-dijo mirando de lado a lado justo antes de añadir-podría ser peligroso-dijo susurrándole al oído mientras seguía mirándola fijamente junto a una sonrisa provocativa y acompañado de un guiño con el ojo.
-¿Cuánto de peligroso?-dijo Barbie desafiante.
-Podrías acabar muy mal-dijo él sin borrar su sonrisa.
-¿Cómo de mal?-dijo ella pensativa.
-Podrías acabar rodeada por mis fuertes brazos, y atacada por un infinito beso lleno de pasión, y a su vez, de ternura-dijo Ken susurrándole al oído.
-Eso sería realmente escalofriante-dijo ella como si se tratara de algo a lo que debiera temer, pero eso sí, con un punto de sarcasmo.
-Ajá. Además, tus labios pintados de ese rojo sangre son altamente provocativos, no sé si podría resistirme a no besarlos-dijo él mientras se mordía el labio inferior.

Ella se río dulcemente, mientras miraba hacia un lado pensativa. Mientras tanto, él se abalanzó hacia ella, la agarró de las caderas tan fuerte como pudo, y entrelazó sus labios con los de Barbie, sin importar que estuvieran en un cementerio, siendo pasada medianoche, y completamente y peligrosamente solos.

Mientras ellos se centraban en demostrarse lo mucho que se deseaban el uno al otro y la inmensa intensidad con que se querían con locura, de pronto, algo los interrumpió. Dejando el miedo y el susto reflejado en sus caras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario