lunes, 11 de agosto de 2014

Palabras textuales del alma.
Oh, despiadada vida,
sol naciente de la oscuridad,
cabidas de la amargura del horror,
laberintos hacia el inframundo,
desechables palabras,
ardiendo en sentimientos vacíos,
neutros, perdidos,
volcados en el abismo,
en la caída a la nada.

Poblados deseos,
transcursos echados,
a la más oscura penumbra,
del alma que corroe mi cuerpo,
que atrapa mi corazón,
que augura mi muerte,
en la más remota vida,
que esconde mi interior. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario