jueves, 9 de julio de 2015

¿Cómo sería mi cielo?

Sería rojizo, sería oscuro, y sería fuerte, vivo a su vez, frágil y valiente, resplandeciente, efímero, y distante, espeso, tembloroso, pero constante de alguna forma. Sería colorido, los colores se irían alternando, y cada corazón se posaría en cada nube, formando así una personificación de nuestras almas en el cielo, para así ver qué llevamos dentro, y si verdaderamente, es eso lo que queríamos que fuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario