viernes, 31 de julio de 2015

Días nublados en el corazón

Y caminas,
caminas y caminas,
y solo veo torcerse mi mirada,
romperse mi sonrisa,
cansarse mi corazón,
tiritar mi piel,
y quebrarse mi alma.

Sepultas mis ojos a lo lejos,
dejándome a riendas tu voz.

Me pides silencio,
y coses mis labios,
me pides besos,
y solo hay ruido en la calle.

Ya no hay espacio para los focos,
ya no hay color para el corazón.

La luz se ha vuelto veneno,
y la oscuridad se ha vuelto mi mejor caramelo.

Mi mejor escudo,
mi inagotable fuente de vida,
mi escondite, 
mi niebla, 
mi mejor arma,
mi mejor sonrisa;
y sobre todo,
mi mayor fuerza.

Queily.

No hay comentarios:

Publicar un comentario