jueves, 9 de julio de 2015

Las únicas personas que siguen conmigo son esas que me recuerdan al viento, a la niebla, a la brisa. Los sientes, los notas cerca..pero sabes que no están allí, aunque sientas su presencia, incluso imagines que están allí, junto a ti, ellos están a cientos de kilómetros. Pero los recuerdas, y puedes verlos en el cielo, en las estrellas, en la luna, en el frío, en el viento, puedes verlos quebrar tu piel junto con el frío y repararla como lo hace una pequeña pizca de la calor que desprende el sol.

Gracias por existir; jamás apagues la llama que..aunque sople el viento y se apague..siempre se vuelve a encender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario