miércoles, 6 de abril de 2016

Cúbreme, por favor, rebelémonos ante la incertidumbre (Poema dedicado a mí misma)

Voy a librarme de las penas,
voy a jugar con las estrellas.
Voy a hacer oídos sordos a mis gritos, 
a mis llantos, 
y por último,
a mi voz.

Cógeme de la mano,
y hazme saber,
recuérdame,
que el hilo de tu voz,
todavía perdura en mi corazón.

Hazme sentir el silencio de tu piel,
hazme creer en ti.
Perdóname,
por todas las heridas,
por todos los silencios,
por todos esos gritos,
y esas marcas de guerra,
de frustración,
por esas lágrimas envenenadas.

Perdóname,
por todo.
Por traicionarte,
por no cubrirte siempre que pude,
por sumirte en el pozo de la oscuridad,
por no quererte suficiente,
por no aceptarte suficiente,
por infravalorarte constantemente.

Lo siento,
por no saber definirte.

"Sento,
vida meva,
no poder ajudar-te. 
I és que no conec manera de perdonar-te,
no sóc capaç,
però ho vull,
ho desitjo amb totes les meves forces.
Vull perdonar-te i anar amb tu de la mà.
Lluitar. Lluitar per un demà millor. 
Al teu costat."

Voy a cubrirme de ti,
voy a osar hablarte.
Quiero,
de veras quiero conocerte.
Indagar en ti,
y comprender tus macabras pesadillas,
tus paranoias más insólitas.

Quiero hacerte llorar,
pero ahora toca hacerte llorar de emoción.
Quiero hacerte fuerte,
quiero oírte,
escucharte,
y velar por ti.
Dejar que limpies y destruyas tu mente,
y la reconstruyamos trocito a trocito.

Quiero,
sobre todo,
y más que nada;
volverte a avivar.

Quiero que vivas,
vida mía,
quiero que mueras en la oscuridad,
y que vuelvan esas sonrisas risueñas,
siniestras en su forma más dulce,
haciéndote dudar de la crueldad que esconde la realidad.

Déjame un lugar,
quédate aquí conmigo.

Háblame;
déjame conocerte.
Hazme ver el sol en tus ojos,
haz que la lluvia se vuelva tu mayor sonido.

Att: Queily.

No hay comentarios:

Publicar un comentario